Todo Bulldog Inglés

El Bulldog Ingles estuvo a punto de extinguirse

Parece mentira que una raza cambie tanto que se convierta en totalmente diferente a cómo era en un principio. Uno de los mayores ejemplos de esto es la historia del bulldog inglés, que ha sufrido una gran cantidad de cambios tanto morfológicos como de temperamento a medida que sus criadores han ido cruzando con otras razas durante siglos.

Un perro agresivo y violento

Una de las historias que se tiene como más probable y cierta, tiene que ver con la creencia de que se creó para correr en manadas atacando a toros salvajes, una costumbre atroz que ponía en un enfrentamiento encarnizado a uno de estos imponentes animales astados que eran perseguidos por una jauría de perros que lo atacaban sin piedad mientras trataba con todas sus fuerzas de sobrevivir, lanzando cornadas a los perseguidores. Algunos de los perros morían como consecuencia de las heridas por asta, pero quien siempre acababa convertido en una masa de carne sanguinolenta era el desdichado toro. Algunas veces, para “igualar” la lucha, ataban al toro a una anilla de hierro enganchada al suelo. Los perros eran entrenados para que se lanzaran a las zonas más vulnerables del animal al que atacarían, como las orejas y el hocico. Era muy común realizar apuestas por alguno de los perros. En esa época se buscaba que el bulldog fuera un perro agresivo y violento, rápido y muy fuerte, no se tenía en cuenta si era más o menos bonito.

peleas-bulldog-ingles

El salvajismo de las peleas hizo que algunos ciudadanos protestaran y criticaran la práctica, y en el siglo XVIII el Duque de Devonshire cedió a la presión y abolió la costumbre de ponerlos a luchar contra toros, aunque aún se los ponía a pelear entre sí o contra otros animales más pequeños como monos o leones. También se usaban osos, pero era muy caro traerlos a las islas británicas y por lo tanto dejó de ser común con el paso del tiempo.

Salvando la raza de la extinción

Pasado ese período, algunos pensaron que el bulldog acabaría por extinguirse, razón por la cual algunos aficionados a la cría de perros se plantearon hacer cruces hasta lograr una raza pura que se adaptara como animal de compañía. Para lograrlo se fundó el Club bulldog de Inglaterra para ir puliendo algunos aspectos de su morfología hasta lograr un ejemplar estándar con el que tener una referencia y presentarlos en concursos caninos. Poco a poco el animal pasó de ser un potente perro de ataque capaz de tumbar a un oso hasta la mascota cabezona y graciosa que vemos por las calles caminando con torpeza.

Bulldog_Ingles_9702

Aunque se denominan bulldogs ingleses por su más que probable origen británico, lo cierto es que su mayor extensión y presencia se desarrolló en los Estados Unidos. Estuvieron a punto de la extinción con la Primera Guerra Mundial y después con la Segunda, pero siempre hubo quienes trataron de sacar adelante la raza y evitar que desaparecieran.

Aunque es un perro muy singular, sus orgullosos dueños pasean con ellos como si enarbolaran un estandarte, y de hecho en el Reino Unido es todo un símbolo.

Algunas enfermedades del Bulldog Ingles

Lamentablemente, los perros de pura raza suelen estar aquejados de un sinnúmero de enfermedades congénitas desarrolladas por los muchos cruces entre miembros de familias muy cercanas, y los bulldogs son una de las razas que más problemas de salud como consecuencia de su raza tienen. Por ejemplo, son muy sensibles a los golpes de calor y la presión, y de hecho un gran número de ejemplares han muerto al ser transportados en avión, razón por la que algunas compañías aéreas han prohibido que se puedan llevar a bordo de sus aviones.

te gusta el artículo?
Add Comment Register



Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *